Así será este año la Ciudad del Rock

La actual situación económica por la que pasa España no ha sido impedimento para que por tercer año y durante cuatro días, Arganda del Rey, en Madrid, se convierta en la Ciudad del Rock. 200.000 metros cuadrados de recinto, más de 50 artistas y una inversión de 25 millones de euros para convertir el Rock in Rio en un parque temático con actividades para todos los gustos. Desde una noria, una tirolina o restaurantes hasta un escenario de más de 85 metros de ancho y más de 250.000 vatios de sonido para albergar los conciertos principales. Estas son las cifras más relevantes del Rock in Rio.
Inversión total de 25 millones. A diferencia de los años anteriores, en 2012 la organización se ha apretado el cinturón y ha aprovechado al máximo las instalaciones de otros años. «O lo hacíamos bien o no lo hacíamos», comenta Raquel Pinhao, directora de marketing de Rock in Rio-Madrid. «Somos conscientes de la situación económica en España y del riesgo que supone nuestra inversión. Por ello se han llevado a cabo recortes en algunos segmentos, como los días de conciertos, pero no en la calidad de las instalaciones o del festival», afirma Raquel. En comparación con 2010, la inversión de este año es de 3 millones de euros menos, 5 menos que en 2008. En las dos ediciones anteriores el festival duró 5 días, uno más que en la versión de este año, y actuaron más de 60 bandas, unas 10 más que en esta edición. Pero para demostrar su optimismo la organización asegura que este año se han contratado el mismo número de empleados que en 2008 y 2010 (unos 3000 empleos) y que se espera una asistencia «como mínimo» como la de 2010, de 250.000 personas. «En estos momentos, en los que la crisis está especialmente atacando el ánimo y la economía Española, Rock in Rio no dudó ni un instante en volver a Arganda del Rey, como continuamente ha declarado la organización, con el fin de influir positivamente en la localidad y en la Comunidad de Madrid», confirman desde la organización.
Impacto económico en España. Por tercer año, el festival de música nacido en Río de Janeiro repite ubicación y organización con la esperanza de mantener los buenos resultados de ediciones anteriores. En total, en el levantamiento de La Ciudad del Rock intervienen 500 personas y durante el evento 8.000 operan en el festival y son acreditadas para ello. De este personal, gran parte de los empleados pertenecen a empresas españolas, como los acuerdos con Alsa (que trasladan a los asistentes desde el Estadio Santiago Bernabéu) o con hoteles Silken Ibis y La Ochaba, para el alojamiento. Otras compañías como Prosegur, encargada de la seguridad del evento, Hermanos Toro, de la restauración, Carterpillar, de los generadores, Husa, de la restauración de la sala VIP, Europla, de los fuegos artificiales…y así hasta más de 25 compañías, son contratadas durante los 4 días de festival. Además, El Corte Inglés y Coronita son patrocinadores oficiales desde la primera edición del Rock In Rio Madrid.
Como un parque temático. La ciudad del rock cuenta con 200.000 metros cuadrados de recinto, concebido como un parque musical y de ocio apto para todas las edades y estilos. El escenario principal, el escenario mundo, cuenta con 88 metros de ancho, 20 de profundidad, 27 de altura y más de 250.000 vatios de sonido. Con una imagen renovada, está formado por paneles cóncavos y convexos de chapa metálica que amplían los efectos de iluminación. Para completar el espectáculo, los fans podrán tirarse de una tirolina que atraviesa el escenario durante el concierto de algunas de sus bandas favoritas. Por su parte, el escenario de electrónica tiene una superficie de 900 metros cuadrados y está inspirada en el monumento Stonehenge, formada por seis gramófonos gigantes con un peso de tres toneladas cada uno colocados en círculo, concebidos como robots inteligentes. El recinto se completa con un nuevo espacio inspirado en una calle de nueva York, Street Dance, donde se llevará a cabo un concurso de baile, una carpa VIP, una Noria, 210 metros de fuentes donde se moverán más de 20.000 litros de agua, zonas de paseo, de tiendas y de restauración.
Cifras globales. Pese a que no hay datos oficiales sobre el impacto económico real del evento en Arganda o Madrid, en total, cerca de 6.000.000 personas han disfrutado del festival que han aplaudido los directos de 813 grupos. Han sido 880 horas de música retransmitidas en 200 países a través de la televisión e internet. En el último Rock in Rio, realizado en Brasil en 2011, según los datos oficiales del Ayuntamiento de Rio de Janeiro, el impacto económico del evento fue de 460.000.000 de dólares y la capacidad hotelera de la ciudad registró una ocupación del 100%.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *