Diablos negros (rock desde Madrid)

Unos chicos de familia bien que vivían por la zona de Retiro forman en 1961 un conjunto llamado Los Vultures, que actúan en festivales escolares, pasos del ecuador y sitios por el estilo. Ellos son: Manolo Pelayo (cantante y guitarra), Paco Candela (guitarra y coros), Víctor Ginés -Vitín- (bajo) y José Inclán (batería). En 1962 Vitín dejará su puesto a Luis Maria Herranz y entonces el grupo pasará a llamarse Los Estrellas Negras y poco después Los Diablos Negros. Ese año conocen al productor José Luis Alvárez, que les hace debutar en una de las primeras matinales dominicales del Price, donde obtienen un gran éxito. Su negativa a usar corbata (prenda casi obligatoria entre los músicos de la época), su habla premeditadamente barriobajera, sus modales descuidados y ese saber quedarse con el público más bullicioso pronto les granjean en la prensa franquista fama de gamberros peligrosos e incitadores al desorden público. Pero sus incondicionales crecen cada día y son fichados por el sello Fonópolis con el que grabarán en enero de 1963 su primer EP. El disco está mal interpretado y peor grabado y recibe palos de la crítica por todas partes. Los Diablos Negros están a punto de desaparecer, pero se rehacen gracias a sus buenos directos. Actúan regularmente en Consulado, Los Texanos, La Tuna y otros clubes de Madrid y alrededores. Ese verano del 63 lo pasan actuando en salas de baile de Torremolinos y Palma de Mallorca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *