El archiconocido Nevermind de Nirvana cumple hoy 20 años

Hoy, 24 de septiembre de 2011, no es una fecha cualquiera. Un sábado como el de hoy, la música y su historia celebran un aniversario muy especial. El archiconocido Nevermind de Nirvana cumple hoy 20 años y una fiesta así no podía ser pasada por alto. Y es que justo hace dos décadas veía la luz el disco que cambiaría para siempre el rumbo de la música.

El segundo trabajo de la banda liderada por el genuino y malogrado Kurt Cobain supuso un giro brusco en el mundo del rock. Hace tan sólo unos días, el bajista Krist Novoselic aseguraba que los “80 acabaron cuando salió el Nevermind”. Y gran parte de razón tenía. Hasta entonces, la música rock que podía llegar hasta nuestras fronteras era la que proponían grupos de glam-rock y hair-metal. Pero todo eso se acabó cuando Nirvana dio un golpe en la mesa y reventó el mercado discográfico. Fue un verdadero bombazo cuyo epicentro estaba localizado en Seattle, ciudad donde otras bandas como Soundgarden, Alice in Chains o Pearl Jam hacían también sus pinitos.

Estas bandas, y otras muchas, se vieron beneficiadas por el tremendo éxito comercial de Nirvana, que, sin ser los creadores de lo que se conoció como grunge, sí que lograron expandirlo hasta límites insospechados. Era el momento del rock alternativo, el momento de bandas que disfrutaban en la escena underground pero que pronto pasaron al mainstream ante la mastodóntica demanda que tenían. Nevermind fue el pistoletazo de salida y hoy, en su 20 aniversario, UNBLOGGED lo recuerda contando 20 anécdotas o curioidades que giraron en torno a un disco único y legendario.

– El disco iba a llamarse Sheep (‘oveja’) como una broma de Cobain en alusión a aquellos que pudieran comprarlos, pero la idea se rechazó. Finalmente se quedó Nevermind, que es una palabra que, escrita así, no existe y que al vocalista le hizo gracia.
– Logró desbancar al álbum Dangerous de Michael Jackson en el número 1 del Billboard en enero de 1992, cuando se vendían unas 300.000 copias a la semana.
– Nevermind no tardó en ser 10 veces platino (10 millones de discos vendidos) y se calcula que, a día de hoy, se han vendido unos 30 millones de copias.
– Su discográfica, Geffen Records, esperaba, antes de que saliera a la venta, unas cifras de 250.000 copias, algo similar a lo que podía estar vendiendo en esa época Sonic Youth.
– El bebé de la portada, Spencer Elden, es hijo de Rick Elden, amigo del fotógrafo encargado de hacerla, Kirk Weddle.
– Los padres recibieron 200 dólares por poner a su hijo en la portada del disco, que pensó en hacerse en dos formatos: una la original y otra en la que no se le viera el pene al disco. Al parecer, a Kurt Cobain le enfadó la idea y dijo que aceptaría la segunda opción si se tapara el pene del niño con una pegatina que rezara: “Si esto te ofende es que eres un pedófilo encubierto”.
– El disco ocupa el puesto 17 en la lista de los ‘500 mejores álbumes de la historia’ compuesta por la revista Rolling Stone.
– El nombre del tema más conocido, Smells Like Teen Spirit, está basado en un desodorante (ver foto de Teen Spirit). Un amiga de Kurt escribió en una pared ‘Kurt smells like teen spirit’ y eso es lo que motivó al cantante, que no sabía que se trataba de un desodorante.
– En el videoclip de Smells Like Teen Spirit, el batería Dave Grohl lleva una camiseta de Scream, su anterior banda.
– En el tema Polly hay un error cuando Cobain dice “Polly said…” (minuto 1:57). El cantante no debía entrar en ese momento ya que era el principio de la siguiente estrofa que venía a continuación, pero la banda decidió mantenerlo.
– Something in the Way está basada en la época en la que Cobain vivía debajo de un puente en su Aberdeen natal.
– El videoclip de Smells Like Teen Spirit está basado en una de las películas favoritas de Kurt Cobain, Over the Edge (1979).
– Chad Channing, primer batería de Nirvana, toca los platillos en el tema Polly.
– En el vídeo que hicieron para el tema Come As Your Are, Cobain aparece colgado de una lámpara, algo que al parecer le dio pánico y le provocó náuseas. El cantante reconocería más tarde que estaba mareado de verdad.
– El disco contiene una pista oculta que lleva el nombre de Endless, Nameless. La canción fue improvidada durante la agotadora sesión de grabación de Lithium y es una de las más oscuras de toda la carrera de Nirvana.
– El conserje que aparece en el videoclip de Smells Like Teen Spirit no era un actor, era conserje también en la realidad.
– En el mismo vídeo aparece, entre los jóvenes, Burton C. Bell, cantante de Fear Factory.
– El tema Drain You fue considerado por Cobain como igual o mejor que Smells Like Teen Spirit y reconoció que era la que única canción con la que disfrutaba en los conciertos. Los extraños sonidos que se oyen durante el puente de la canción están hechos con juguetes que el cantante había llevado a la sesión de grabación.
– Lounge Act era, como otras tantas del disco, una canción dedicada a la ex novia de Cobian y miembro de la banda Bikini Kill, Tobi Vail. Nirvana nunca la tocaban en directo si Courtney Love andaba cerca…
– El primero en escuchar In Bloom fue Krist Novoselic cuando Kurt Cobain le llamó para que la escuchara a través del teléfono.

20110924-203637.jpg

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *