El cementerio del Rock: Nicholas “Razzle” Dingley (1960-1984).

Durante una fiesta, el 9 de diciembre de 1984, Vince Neil, cantante de Mötley Crüe, borracho como de costumbre, preguntó si alguien quería ir con él a una tienda de licores cercana, y Nick Razzle, del grupo Hanoi Rock, se ofreció rápidamente voluntario, con la intención de comprobar la nueva joya de Vince: un Ford Pantera de 1972. A la vuelta se produjo la tragedia que no sólo destrozó el coche, sino que también acabó con la vida de Nicholas “Razzle” Dingley y dejó gravemente herida a la gente que el accidente golpeó. Vince Neil salió ileso y siguió con su vida de sexo drogas y rock and roll como si nada hubiese pasado. Pero Hanoi Rocks perdió en ese accidente más que a un batería, perdió a un hermano, al tipo más querido por todos. Así, destruidos moralmente, la banda veía como sus sueños de ser una de las más grandes bandas de rock de todos los tiempos, comenzaba a desaparecer. Vince fue sentenciado a una larga visita a prisión que finalmente acabó en 30 días y la compensación de 2’6 millones de dólares a las familias de las víctimas.

20111202-105904.jpg

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *